Soltar

“Desde niños aprendemos que la vida es algo peligroso. Ese miedo y temor nos hace sentir la necesidad de control y de conseguir objetivos constantes, de modelar nuestra realidad exterior para que nos “haga felices”. Todo esto nos crea una increíble tensión, en lo superficial y en lo más profundo. En lo físico, en lo psicológico y espiritual. A través de intimidad con las sensaciones en Yoga Dinámico podemos establecer sthiram sukham en el cuerpo y a través de ello relajarnos.

Primero soltamos en músculos y articulaciones, luego en órganos y funciones vitales, después accedemos a nuestras heridas y tensiones emocionales. Al mantenernos sthiram sukham, podemos rendirnos a que el cuerpo funciona perfectamente sin que tengamos que controlarlo, a sentir que es el fruto más sofisticado de la evolución y que la mente puede quedar reconociendo esa perfección. Así podemos traspasarlo hacia la perfección de la vida, donde entendemos que todo está en su perfecto lugar y nuestra herida y tensión principal, la espiritual, se ve sanada al estar en paz con lo que está de hecho sucediendo.”

Reflexión Marta Marcè, tesis Yoga Dinámico
https://martamarce.net/2015/10/22/yoga-dinamico-y-meditacion-2/